Algunas personas que conviven con un familiar con adicción pueden pensar que lo prefieren cuando consume que cuando no. Ya que cuando consume se trasforma en una persona más “amable”, la realidad es que cuando el efecto del alcohol u otra sustancia psicoactiva empieza a pasar, comienza el síndrome de supresión y altera su organismo provocando irritabilidad. Es por eso la importancia de recibir tratamiento y apoyo profesional integral para el paciente y la familia, durante su recuperación.

Recuerda que no estás solo. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×