Ésta puede ser la sensación de un hijo, niño o adolescente que crece en un hogar con adicción. Por lo general la pareja se siente frustrada y abrumada por asumir más responsabilidades de las que le corresponden, si el padre es quien consume, la madre cree que al enojarse resuelve o controla un problema.

Por esto se dice que a veces es el padre que no consume quien de forma indirecta lastima más a los hijos. En sí todo el sistema familiar se ve afectado y por lo tanto requiere de ayuda y comprensión para manejar la adicción dentro de la situación familiar. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×