Escuchar que un padre prefiere no pasar tiempo con alguno de sus hijos, que le cuesta trabajo aceptarlo como es, y que incluso duda de su cariño hacia él puede causar gran culpa y desesperación.

Pero la realidad es que a veces la relación de alguno de los padres, con un hijo puede ser tan conflictiva, que no es raro que aparezcan estos sentimientos. Una forma de demostrar tu cariño y preocupación hacia él, es pedir ayuda para ti. Muchas veces los padres piensan que sólo si él recibe ayuda, las cosas mejorarán y no es cierto; como padre también puedes contribuir a que la relación mejore. Pasar de padres desesperados, a padres que con ayuda vuelven a tener esperanza.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×