Algunos padres de familia confunden el cuidado a sus hijos, con el tener que resolverles sus problemas, asumiendo responsabilidades que a ellos les corresponden, e impidiendo que ellos aprendan a dar una solución a cierta situación.

A través de la comunicación, puedes enseñarles a analizar y observar alternativas para resolver un problema. Pregúntales a tus hijos, qué fue lo que sucedió, qué piensan al respecto, qué soluciones observan, etc. Comunícate con ellos e invítalos a pensar, en vez de que tú seas quien los resuelva por ellos.

¡Recuerda que cuidarlos implica, ayudarlos a crecer!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×