En ocasiones el consumo de tabaco se ve como si fuera algo “normal” al ser una droga legal y socialmente aceptada. Sin embargo no hay que olvidar que la mayoría de los usuarios de cigarro tienen una adicción a la nicotina.

¿Te atreverías a reconocer ante tu hijo que eres dependiente al cigarro? A veces la vergüenza puede impedir que lo hagas, pero negar el problema en realidad envía el mensaje de que no es tan grave, cuando en realidad sí lo es.

Hablar tal cual del problema, brinda información a tu hijo para prevenirlo de una futura adicción ¡Recuerda que lo que ve y escucha, es lo que aprende!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×