Los especialistas encargados de estudiar la adicción como una enfermedad familiar, han descubierto que en las mujeres cuya pareja padece una adicción es altamente probable que se presenten signos de depresión.

El desgaste emocional, sin apoyo es muy difícil, puede que se sientan solas y desesperanzadas al vivir en silencio la enfermedad de su esposo. Para ellas y los demás familiares la recuperación y solicitar ayuda es fundamental, esto independientemente de que su pareja deje de consumir o no. Ya que de lo contrario la adicción acaba también con ellas cuando sí existe esperanza de una mejor calidad de vida.

http://ow.ly/psa930bMNeu

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×