Erróneamente pensamos que pedir ayuda es un acto de debilidad y más al creer que por ser adulto ya no necesitas a nadie, pero te equivocas. En cualquier etapa de nuestra vida necesitamos a alguien. Generalmente en el “yo puedo solo(a)”, se sufre más y el problema va en aumento.

Aceptar que necesitas ayuda, en realidad te hace más fuerte. Recuerda que existen especialistas que tienen los conocimientos para brindarte alternativas que contribuyan a solucionar o manejar el problema. Por esto si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×