Si bien es cierto que aprendemos de las experiencias que vivimos, no siempre podemos predecir los efectos de nuestras acciones y sus consecuencias negativas o positivas, y menos si se trata de la conducta de los otros.

Entonces…cuando queremos predecir el resultado de una acción a través de otra persona ¿lo logramos? La mayoría de las veces no, probablemente al controlar sintamos menos temor, pero cuando el resultado no sale como quisiéramos sólo terminamos frustrados y agotados emocionalmente.

Parte del bienestar emocional implica “soltar” el resultado de las acciones de los demás reconociendo que no siempre podemos predecir ni nuestro propio comportamiento.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×