Las drogas afectan sustancias químicas del cerebro ocasionando que se dejen de producir de forma natural, cuando esto ocurre, éste necesita forzosamente de la droga para poder “funcionar”. El problema radica en la línea tan delgada entre controlar lo que se consume y dejar de hacerlo porque su funcionamiento ha cambiado.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×