Para contestar esta pregunta, los científicos se están enfocando cada vez más en el poderoso papel que tiene la genética en la adicción a la nicotina. Los estudios realizados en gemelos indican que aproximadamente del 40 al 70% del riesgo que tiene una persona de volverse adicta a la nicotina depende de sus genes.

Sin embargo, no podemos dejar de considerar los factores ambientales como la edad de inicio en el consumo, el género y la disponibilidad del producto.

En tu familia ¿hay fumadores crónicos?

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×