Por tu culpa tu papá se enojó”…”por tu culpa nos peleamos”…“no lo hagas….sino él va a beber”. Estas son frases que en ocasiones se les dicen a los niños provocando gran culpabilidad en ellos.

Cuando la realidad es que ningún niño es responsable de los sentimientos ni de las acciones de un adulto, y menos del consumo de una persona con adicción.

Así que antes de decirles eso a tus hijos, maneja tu emoción y recuerda que ellos no son los responsables de tus sentimientos, ni de las actitudes que tienes como papá.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×