La pubertad o preadolescencia, es decir, de los 13 a 15 años aproximadamente es un periodo fundamental para prevenir el consumo de drogas, incluyendo el alcohol. Es necesario que en casa, con las reglas y la información se contrarreste la influencia del entorno.

Por ejemplo, puedes enseñarle a tu hijo a decir “no”, explicarle que es probable que reciba propuestas para consumir y cómo puede rechazarlas sin sentirse mal.

Prevenir implica estar preparados para que al entrar a la adolescencia cuenten con las herramientas y recursos necesarios para promover su bienestar.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×