La adicción como una enfermedad familiar, pasa por etapas similares a las que atraviesa una persona con dependencia. Existen características en cada uno de estos períodos y específicamente en una fase crónica, las familias tienden a vivir con algunas de éstas:
– Se obsesionan con la persona enferma o ante el agotamiento emocional evaden la realidad a través de conductas compulsivas o disfuncionales: como la depresión, la compulsión con la comida, etc.
– Se culpan a sí mismos del problema
– Hay una pérdida del respeto hacia ellos mismos, abandonándose
¡No hay más que pedir ayuda o continuar sufriendo! Si tú o alguien que conoces se encuentran en una situación similar, te invitamos a contactarnos

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×