Mayer y Salovey, especialistas en inteligencia emocional, la describen como: “La habilidad para manejar los sentimientos y emociones propios y de los demás, de discriminar entre ellos y de utilizar esta información para guiar el pensamiento y la acción de uno mismo y de los demás”.

Y desde la infancia se puede promover esta habilidad, ¿cómo hacerlo? La principal fuente de aprendizaje de los niños, son sus padres. Esto implica que como papá, eres modelo para tus hijos. Por ello continúa informándote con nosotros en www.lasadiccionestienensolucion.com

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×