La manipulación es uno de los síntomas y conductas más característicos de la persona con adicción; consiste en despertar en la otra persona, por lo general un familiar, un amigo, compañeros de trabajo, emociones de protección, lástima o comprensión que lo lleven a obtener su deseo de mantenerse en el consumo y evitar las consecuencias de sus actos sin asumir las responsabilidades que ello implica.

Cuando la persona cae en la manipulación del adicto aparecen por lo general sentimientos de culpa, temor y tristeza en los familiares que sin ayuda, van aumentando hasta desgastar emocionalmente a la familia, generando más problemas. En la recuperación los familiares y amigos analizan estos sentimientos y comienzan a establecer límites, que los protejan y que ayuden a que la persona con adicción asuma las consecuencias de su consumo y pueda pedir ayuda. http://lasadiccionestienensolucion.com/?s=desprendimiento+emocional

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×