DEl consumo de drogas de diseño como las metanfetaminas puede cambiar la función de cualquier neurona en el cerebro que contenga dopamina (sustancia química relacionada con el placer).

También pueden afectar las neuronas que contienen otros dos neurotransmisores: la serotonina (relacionada con el humor, apetito y la sexualidad) y la norepinefrina (encargada del estrés y el insomnio). Todo esto significa que las metanfetaminas pueden cambiar la función de muchas cosas en el cerebro y en el cuerpo.

Aun en pequeñas cantidades, las metanfetaminas pueden hacer que la persona esté más despierta y activa, pierda el apetito o se vuelva irritable y agresiva.

¡No olvides que si algo afecta al cerebro, también afecta la conducta! Elige hábitos saludables.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×