Algunas veces esta puede ser la respuesta que familiares o amigos de las personas con dependencia tienen, cuando él o ella recaen en el consumo. Sin embargo, es importante recordar que la adicción es una enfermedad crónica que involucra cambiar comportamientos profundamente arraigados, y la recaída no significa que el tratamiento haya fallado.

Para los pacientes con dependencia, las recaídas en el abuso de drogas indican que se debe comenzar de nuevo, nunca igual pero sí con ajustes en su tratamiento. Es una oportunidad para seguir conociéndose sin desanimarse en su recuperación.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×