La vergüenza es una emoción que tanto la persona que tiene dependencia como sus familiares viven. Es común que debido al consumo y los efectos de las sustancias, los familiares rechacen invitaciones a reuniones o fiestas, porque ya saben que probablemente su familiar haga “impertinencias”. Esto promueve el aislamiento haciendo que se sientan más tristes y enojados.
Se requiere pedir ayuda para aprender a manejar estas situaciones sin tener que “sacrificarse” por la persona que bebe o se droga. Si requieres de apoyo te invitamos a escribirnos al siguiente link: http://bit.ly/1qVO67N

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×