Algunas veces cuando un paciente en recuperación sale de su internamiento se sorprende de la desconfianza que su familia siente hacia él. Sin embargo este sentimiento es consecuencia de su consumo. La familia que vio y vivió el proceso de avance de la adicción posiblemente esté resentida, no confíe en sus acciones como las veces que juró no volver a beber, y a pesar de la promesa lo hacía.

Restaurar la confianza puede llevar tiempo, el paciente tiene que demostrar su compromiso hacia la recuperación y generar poco a poco en sus familiares la esperanza y fe perdida en él. Por su parte la familia también puede colaborar si sana sus resentimientos. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×