Dicen que no sólo nuestra mente tiene memoria, que algunas partes de nuestro cuerpo, ciertos movimientos y lugares evocan recuerdos que no teníamos presentes.

Esto ocurre con el consumo de drogas. De acuerdo con estudios recientes, del National Institute on Drug Abuse (NIDA, por sus siglas en inglés). Durante los periodos de abstinencia el solo recuerdo de la euforia que produce su consumo, o cualquier referencia a la droga, puede causar el deseo incontrolable (http://bit.ly/1q87wHo) que lleva a la recaída, aun después de largos periodos de abstinencia. Por ello una indicación en el tratamiento es evitar lugares, personas y situaciones que se asocien con el consumo.

También continuar practicando el programa de AA.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×