Muchas familias con adicción tienen poca o ninguna experiencia con la responsabilidad compartida y la autoridad equilibrada.

Debido a que los límites y roles se encuentran tergiversados. Los hijos crecen sintiéndose responsables por aquello que estaba fuera de su control, y poco preparados emocionalmente para manejar, esto puede generar actitudes codependientes como una forma de “pagar” la culpa que sienten de forma inconsciente.

Es necesario recibir ayuda para romper estos sentimientos dolorosos y reaprender nuevas formas de relacionarse de forma saludable. Si requieres apoyo te invitamos a escribirnos al siguiente link: http://bit.ly/1qVO67N

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×