Sólo sé que siento una presión en el estómago, o un dolor en el pecho, o que mi corazón late rápidamente. Si no sabes lo que sientes, escucha a tu cuerpo, previo a que nuestra mente reconozca y le ponga nombre al sentimiento, existe una respuesta o sensación fisiológica, agradable o desagradable que se manifiesta en el cuerpo.

En ese momento podemos nombrarla, “siento angustia”, “siento tristeza”, “estoy muy feliz”. Después atenderla con una respuesta física, como por ejemplo podemos respirar, caminar un poco, tomar agua fría. También detener nuestros sentimientos, en especial si estos contribuyen a que vaya en aumento un sentimiento desagradable, como la tristeza o el enojo. Así que si no sabes exactamente qué es lo que sientes, detente y escucha a tu cuerpo.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×