Cuando la relación entre el padre y adolescente es de conflicto o distante, la probabilidad de que este último beba y desarrolle problemas relacionados con el alcohol es mayor.

Ya que cuando los jóvenes tienen un lazo estrecho con uno de los padres, probablemente se sientan bien sobre sí mismos y, por lo tanto, menor será la probabilidad de que cedan ante la presión de su grupo por consumir alcohol.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×