Esta frase refleja la realidad que la negación tanto en la persona con adicción como en sus familiares puede producir al “resistirse” aceptar el problema.

Cuando se minimiza, justifica o no se pide ayuda, el problema no sólo persiste, sino que también avanza. Recuerda que la adicción es una enfermedad progresiva, aquello que no se detiene o maneja a tiempo, genera mayores problemas.

Si tú o alguien que conoces se encuentra en esta situación te invitamos a que nos escribas al siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×