Desafortunadamente en la actualidad la tecnología nos ha ofrecido soluciones rápidas o “atajos” sencillos y prácticos que facilitan muchos aspectos de nuestro día a día. Sin embargo los problemas reales, como los emocionales o familiares son más complejos y por lo tanto pueden llevar más tiempo para solucionarse. El problema es que sin darnos cuenta nos podemos volver seres prácticos que quieren una solución rápida e inmediata, en especial ante una situación difícil, nos volvemos intolerantes a esperar y tolerar las emociones desagradables como la incertidumbre.

Y el consumo de drogas, incluyendo el alcohol, puede ser utilizado para evadir estos sentimientos. Es necesario comprender que frustrarse y no tener soluciones inmediatas también es beneficioso, fortalece nuestro carácter y nos enseña a aprender a manejar las emociones desagradables.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×