El uso de anfetaminas (http://bit.ly/1x5utez) pone en riesgo la vida de la persona. La pérdida del apetito conlleva a una situación de desnutrición y mayor vulnerabilidad a enfermedades e infecciones.

Además de que el síndrome de abstinencia se presenta por lo general con síntomas graves de depresión, letargia y cansancio,
El consumo prolongado de anfetaminas puede generar psicosis, las personas con gran angustia se sienten fuera de sí mismas y creen que las persiguen.
¡No pongas en riesgo tu salud, mejor asiste con un especialista!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×