A pesar de las múltiples evidencias que sustentan una relación directa entre el abuso de drogas y la aparición de trastornos precoces y/o tardíos, en el desarrollo fetal, se ha comprobado que en ciertas personas con adicción suelen considerar estas consecuencias como exageradas y poco probable de que sucedan.

En especial al pensar que consumos mínimos podrían ser inofensivos para la madre y el feto. Cuando la realidad es diferente, ya que incluso en dosis mínimas de alcohol, éste atraviesa la placenta para llegar al bebé.
Si estás embarazada, infórmate y elige la abstinencia de cualquier droga, incluyendo el alcohol, recuerda que no sólo pones en riesgo tu salud.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×