Un temor a vivir, es la sensación que una persona con adicción describió previo a su recuperación. Una angustia que lo acompañaba día a día fundamentada en la creencia falsa de que el consumo era el medio para sobrellevar el temor y sentirse “fuerte”, cuando cada vez lo debilitaba más haciéndolo vulnerable y aumentando los miedos y la incapacidad para afrontar la vida.

 A la larga el consumo se convirtió en adicción y fue en la recuperación donde pudo volver a creer en sí mismo, aceptando que tenía un problema y que requería de ayuda. Encontró herramientas que le permiten afrontar situaciones del día a día con fe y esperanza, reconociendo que aquello que resultaba tan atemorizante hoy es una oportunidad de vida. ¡Te ayudamos!

 

Linea de atencion permanente 970x90

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×