Mientras sufras una depresión aguda, no trates de poner tu vida en orden toda de un golpe. Si asumes cometidos tan pesados que sin duda en ese momento fallarás en cumplir, estás permitiendo que tu inconsciente te engañe. Así seguirás asegurando el fracaso; y cuando fracases tendrás otro pretexto para reiterarte aún más en la depresión…la actitud de todo o nada es muy destructiva. Lo mejor es empezar con el mínimo irreductible de actividad, y luego tratar de ampliarlo, día por día. No te desconciertes por los contratiempos vuelve a empezar”.

Tal como la ve Bill, Bill W.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×