Los especialistas en el estudio de la familia y su influencia en la adicción de uno de sus miembros, han identificado que en ocasiones la “unión familiar” es en realidad una sobreprotección en la crianza de los hijos.

 

La sobreprotección dificulta la autonomía y por lo tanto, que la persona aprenda a ser responsable y a hacerse cargo de sí misma. Algunos pacientes con adicción relatan haber crecido en este ambiente e identifican que las consecuencias de su consumo siempre fueron resueltas por sus padres, e incluso suelen culparlos por la falta de progreso en su recuperación.

 

A veces cuidar de más es igual de dañino que no cuidar.

 

Interesante ¿no crees?

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×