Estar en la misma habitación que alguien que esté fumando marihuana es igual de perjudicial para el corazón y los vasos sanguíneos que el humo de tabaco. Esta es la conclusión del último estudio desarrollado por la división de cardiología de la Universidad de California en San Francisco.

En su estudio, los investigadores realizaron un experimento con ratas de laboratorio que fueron expuestas al humo de la marihuana como fumadoras pasivas. Gracias a una máquina de ultrasonido de alta resolución pudieron medir la actividad de la principal arteria de la pierna. Tras 30 minutos, descubrieron que la función de los vasos sanguíneos de las ratas se había reducido en un 70%.

La disminución de la función de los vasos sanguíneos puede aumentar las probabilidades de desarrollar aterosclerosis y, en última instancia un ataque al corazón.

La mayoría de la gente sabe que el humo de cigarro es dañino, pero muchos no se dan cuenta que el humo de la marihuana también es perjudicial.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×