Algunas parejas o familiares con adicción, puede que sientan cierta satisfacción cuando resuelven un problema ocasionado por el consumo de alguien más. Sin ser conscientes se alimenta su control, sin darse cuenta que la adicción no es una enfermedad que pueda ser salvada, es una enfermedad que debe ser tratada.

Por mucho amor que los familiares realicen para cuidarlo o rescatarlo, tarde o temprano descubrirán que no pueden hacerlo, y que el intentarlo únicamente los desgasta emocionalmente a ellos y a quienes les rodean.

Si eres familiar de una persona con adicción y requieres de orientación y apoyo, te invitamos a escribirnos al siguiente link: http://bit.ly/1qVO67N

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×