¿Cómo liberarnos de los resentimientos?

Dicen que el resentimiento es como tomarnos un veneno esperando que haga efecto en el otro. Es estar enojado con otra persona o situación, creyendo que por estarlo lo “castigamos” cuando al final sólo nos hacemos daño a nosotros mismos.

Es más fácil curar una herida desde el principio, aliviar un resentimiento que alimentarlo con el pensamiento, ya que de esta forma sólo se hará más profunda y el dolor se esparcirá, sin que la herida sane, incluso dejando una cicatriz.

El perdón es una forma de desprenderse emocionalmente de otra persona, que pudo habernos hecho daño. Es importante no ver al perdón como un favor que le hacemos al otro, sino que lo hacemos por y para nosotros; recordando que como humanos, nos equivocamos, por lo que también merecemos ser perdonados.

 

¿Cómo trabajar los resentimientos?

  • Identificarlo, analizarlo, escribirlo. Una forma sana de manejar los resentimientos es escribir aquello que nos causó dolor, después puedes compartirlo con una persona de confianza
  • Agradecer, y recordar los momentos agradables que sí se ha tenido con esa persona, recuerda que todos nos hemos equivocado y generalmente en las adicciones, la enfermedad es quien actúa en la persona

    • Puedes eliminar los resentimientos por medio de actos de amor. El amor genera amor, si puedes demostrarlo, a pesar del resentimiento, verás que éste irá disminuyendo

  • Mantenerse alertas, para evitar que sea el resentimiento el que hable por nosotros, a través de insultos o indiferencias
  • Aprender a manejar la crítica y practicar la tolerancia, paciencia y comprensión

Las palabras nunca nos herirán ni nos cambiarán a menos que nosotros lo permitamos. Es importante observarnos a nosotros mismos, evitando juzgar constantemente a los demás, recuerda que los resentimientos se crean a partir de esta actitud.

No le des a nadie el poder de hacerte infeliz. No dejes en manos de otros tu propia felicidad.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×