Dicen que la vida es un viaje que cada uno de nosotros realizamos, imaginemos que es en una barca. Ésta puede tener un destino específico o hacer distintas paradas en el camino e incluso cambiar de rumbo. Sin embargo para evitar que se hunda es necesario continuar remando. Habrá veces en que se esté muy cansado para hacerlo, en que el camino sea más lento y otras veces más rápido; puede que haya tormentas o que el tiempo sea favorable. Lo importante es siempre continuar remando.

De igual forma en ella puede haber pasajeros que suban y bajen de la barca, que son aquellas personas que conocimos y que ya no forman parte de nuestras vidas, otras que permanecen, y otras que apenas subirán a ella. Todo esto forma parte del viaje que la vida representa.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×