Sabemos que vivir con una dependencia, o ser familiar de una persona con adicción, no es fácil. Habrá momentos en que a pesar de que ambos se encuentren en recuperación, la desesperanza invada, y se crea que nada vale la pena.

Sin embargo como dice este lema de los grupos de ayuda mutua Al-anon, “esto también pasará”; no hay mal, crisis o emoción desagradable que dure para siempre y saber que nada es permanente puede ayudarte a sobrellevar esos momentos.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×