Una realidad sobre las drogas incluyendo el alcohol es que generalmente los primeros consumos son agradables, es decir, las drogas actúan en el sistema del placer en el cerebro, aumentando el riesgo de desarrollar una adicción. De tal forma, podríamos decir que las personas consumen y tienden a sentirse “bien”, sin embargo la persona consume para no sentirse mal, y poco a poco, el placer va disminuyendo y con el paso del tiempo necesita de mayor cantidad de alcohol o droga para evitar el malestar lo que va deteriorando su calidad de vida.


Por lo tanto, esta necesidad que comenzó con consumos “inofensivos”, puede ser uno de los riesgos a los que todos estamos expuestos ya que siempre existirá una línea muy delgada en no saber en qué momento se perdió el control de nuestro consumo. Y aunque no existe garantía para evitar desarrollar una adicción, sí existen estrategias que previenen dicha enfermedad. Aquí te sugerimos algunas de ellas:  

¿Cómo prevenir las adicciones?

Existen muchos factores que pueden adentrar a una persona al consumo de sustancias tales como: la curiosidad, el deseo de pertenencia, evitar la realidad o como una forma de ocupar tu tiempo libre. Pero hay ciertas cosas que puedes hacer para evitarlo:

    • Te sugerimos informarte ampliamente sobre las drogas, sus efectos  y sobre las de mayor consumo en tu comunidad. Recuerda que la educación inicia en casa, así que empieza por ahí.
    • Fortalece tu relación contigo mismo buscando actividades que te generen una sensación de bienestar y placer.  Por ejemplo,  puedes involucrarte en las actividades o grupos que se organicen en tu comunidad para hacer alguna labor social, esto te ayudará a tener satisfacción por ayudar a los demás. Optar por el deporte y la vida saludable es una buena elección.

    • Habla con tu familia y amistades sobre ese tema cuantas veces sea necesario, negar la existencia de esta realidad y sus consecuencias no ayudará a nadie.
    • Evita amistades o situaciones que te comprometan o inciten al consumo de alcohol u otras sustancias.

La seguridad en ti mismo es muy importante

¿Cómo evitar decir sí cuando quiero decir que NO a consumir alcohol y/o drogas?

Es posible que muchas veces la presión de tus amigos o compañeros te haya impedido rechazar el consumo de alcohol y/o drogas, sin embargo existen estrategias que puedes poner en práctica para poder hacerlo:

    • Ve a los ojos a la otra persona, esto permite que tu mensaje sea más directo
    • Habla fuerte y claro, esto no quiere decir que ofendas o grites
    • No preguntes nada sobre lo que te están ofreciendo, si preguntas es probable que sea un gancho para convencerte

    • Si te es posible aléjate de la situación
    • Reconócete, el decidir que no consumes alcohol o drogas es una forma de protegerte y darle valor a tu bienestar

Recuerda que tus verdaderos amigos son los que respetan tu decisión.

 

Aprende a manejar tus emociones 

Las adicciones se originan por la dificultad de manejar emociones desagradables como: El miedo, la tristeza y el enojo.

Una forma de prevenir un consumo perjudicial es:

  • Identificar lo que sientes

Reconociendo los cambios que hay en tu cuerpo puedes evitar a que la intensidad de la emoción aumente, cambios como: contraer la mandíbula, sudoración, aumento de la temperatura corporal etc.

  • Reconocer la emoción

Ponerle nombre a la emoción: estoy enojado, estoy triste, tengo miedo.

  • Canalizar adecuadamente esa energía

De preferencia aléjate de la situación de enojo, respira profundo o realiza movimientos vigorosos con tus manos.

Es válido que sientas enojo, tristeza y miedo, sin embargo si al expresarlo te lastimas o agredes a otros, esa no es la respuesta adecuada.

24584545_ml

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×