¿Creer… no creer?

La dimensión espiritualidad en el ser humano es uno de los recursos de principal ayuda en la recuperación de las personas con adicción, en especial para aquellas que se integran a un grupo de ayuda mutua.

La espiritualidad no es lo mismo que religión.         Para algunos teóricos la religión implica un medio para alimentar la espiritualidad. Pero en este sentido, la espiritualidad supone la capacidad de creer en un Ser, Poder Superior a nosotros mismos, como cada uno lo conciba.

No podemos afirmar que todas las personas requieran de la fe o creer en algo o en alguien para sobrevivir, sin embargo, sí se ha comprobado que quienes alimentan la dimensión espiritual en su persona, desarrollan un recurso significativo para su vida.

Esto porque les brinda una intención en sus acciones, se acompaña de un respeto y amor hacia sí mismo y los demás, además de darle un significado o misión a su vida, que va más allá de la suma de los días.

De sobrevivir a vivir

Y por lo general en las adicciones la suma de los días es exactamente lo que siente una persona cuando consume, pasa el tiempo y nada le da sentido a su vida, pareciera que sobrevive en vez de vivir.

Por esto es que al llegar a los grupos de ayuda mutua y practicar el programa de los 12 pasos reconoce sus limitaciones, pero también empieza a creer que alguien más puede brindarle la fortaleza que necesita para manejarlos. Ya sea a través del grupo, de un Poder Superior, de la ayuda especializada o incluso del amor a su familia.

Y aunque suene irónico, muchos enfermos de adicción hoy pueden afirmar que “depender” o más bien confiar en un Poder Superior, les ha dado la libertad que nunca antes tuvieron, una espiritualidad que le da sentido a su vida y les brinda plenitud y felicidad en su realidad.

Compártenos ¿qué consideras que le da sentido a tu vida?

 

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×