“Para la Organización Mundial de la Salud, la prevención de adicciones se basa en la legítima aspiración de la humanidad, de una vida digna, en un ambiente sano y seguro”. Lavive, 1994.

La adicción puede definirse como una relación disfuncional entre una persona y una sustancia. También existen personas que son dependientes a otras personas, llamadas codependientes.

Y cuando decimos disfuncional nos referimos a que esta relación tiende a ser exclusiva entre estas dos partes, poco a poco y conforme la enfermedad avanza se van aislando del medio que les rodea. A pesar de que de esta relación sólo se obtienen consecuencias desagradables.

 

Prevención de adicciones

La prevención contra las adicciones pretende evitar daños o situaciones que pongan en riesgo la seguridad o la salud física y/o mental de los individuos. Con ella se promueve una mejor calidad de vida y se eliminan o disminuyen los factores de riesgo.

La prevención puede darse a distintos niveles:

  1. Universal: involucra acciones como promoción, fomento y educación, que tienden a la protección de la salud. Dirigida al público en general, su objetivo es disminuir la posibilidad de contraer una enfermedad adictiva
  1. Selectiva: procura el diagnóstico temprano y el tratamiento oportuno de quienes empiezan a consumir, con el fin de evitar que se desencadene una adicción
  1. Indicada: pretende reducir el nivel de deterioro del individuo ya con adicción, e intenta rehabilitarlo

 

Para prevenir adicciones, es importante conocer las causas que las originan. Recuerda que para el desarrollo y mantenimiento de la adicción intervienen factores genéticos, psicológicos, familiares, espirituales, sociales y culturales.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×