El servicio en la recuperación es uno de los factores de mayor importancia dentro de un programa de ayuda mutua para rehabilitar la adicción.

Cuando hablamos de servicio nos referimos a la actitud de ayudar al otro como forma de ayudarse a sí mismo. Bill W. cofundador de los grupos de Alcohólicos Anónimos, descubrió su función terapéutica cuando en el intento de mantenerse en sobriedad, ayudaba a otras personas con alcoholismo. Fue así que surgió la hermandad basada en la espiritualidad y la ayuda mutua.

En un inicio los miembros prestan servicio en actividades sencillas como servir café o limpiar el salón para las juntas, más adelante cubren servicios de mayor responsabilidad, todas estas actividades tienen el objetivo de:

  • Restaurar la autoestima de la persona al corroborar que es capaz de cumplir con responsabilidades
  • Promueve la humildad, en especial ante la soberbia que como defensa muchas personas con adicción tienen
  • Rompe la sensación de vergüenza y aislamiento al solicitar ayuda y apoyo para cumplir con su servicio
  • Colaborar en el mantenimiento de la sobriedad en la persona

Más allá de pertenecer a un grupo de ayuda mutua o no, el servicio o voluntariado implica una de las actividades de mayor satisfacción, ya que brinda a las personas, la opción de poner en dimensión sus propios problemas.

¿Qué dices? Te invitamos hoy a prestar servicio, es decir, ayudar de forma desinteresada a otros, ya sea en tu trabajo o con tu familia.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×