Al aprender a aceptar mis errores, puedo aceptar mejor mi propia humanidad, así como las de otras personas. Aunque no puedo lograr la perfección, puedo apreciar mi propio rendimiento…Y el rendimiento de los que me rodean”.

Grupos de Familia Al-anon

UNAM Ced. Prof. 1467928‏