El delirium tremens es un estado de confusión con delirium que aparece en individuos dependientes del alcohol con una larga historia de consumo.

Los síntomas pueden aparecer entre las 24 y las 150 horas desde la última ingesta de alcohol. Los síntomas más comunes son la disminución del nivel de conciencia, confusión, alucinaciones y temblores.
También son frecuentes los delirios, el insomnio, la agitación, sudoración, deshidratación, falta de apetito, elevación de la frecuencia cardiaca y temperatura. Es necesario ser tratado por un médico especialista para evitar poner en riesgo la vida de la persona con alcoholismo.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados