Los familiares o seres queridos que conviven con una persona con adicción pueden creer que asumir las responsabilidades que a éste le corresponden hará que deje de consumir; cuando en realidad el consumo únicamente empeora en vez de mejorar.

La recuperación les enseña que no pueden controlar la enfermedad de la adicción y sus síntomas, pero sí pueden contribuir a que la persona con dependencia pida ayuda si dejan que ésta viva las consecuencias de su adicción. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados