En cierta parte de la literatura de Alcohólicos Anónimos se describen los Goces Positivos de la Sobriedad:

Tener “la simple habilidad de comer y dormir normalmente y despertar alegre de estar vivo, alegre de estar sobrio ayer y tener el privilegio de permanecer sobrio hoy”.

“Habilidad de enfrentarse a lo que la vida le depare, con la paz mental, el respeto de sí mismo y el pleno poder de todas sus facultades”.
La recuperación, como su nombre lo indica, implica volver a tener algo que se perdió. Como la esperanza de tener una vida mejor sin depender de alguna sustancia.
Hojas Sueltas, Oficina de Intergrupos de Alcohólicos Anónimos

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados