En muchas ocasiones, las drogas sintéticas o drogas de diseño son elaboradas por compuestos activos abandonados por las industrias farmacéuticas, por sus efectos adversos.

Los laboratorios clandestinos recuperan las sustancias psicoactivas prohibidas y las convierten en drogas de diseño como el éxtasis y la ketamina. Los especialistas afirman que este tipo de drogas afectan los sistemas neurológicos de manera aguda o crónica.

Finalmente los científicos crean sustancias para un bienestar médico, sin embargo, el uso que como sociedad les demos, es responsabilidad de nosotros.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏