El uso de anfetaminas produce en el individuo una sensación de energía y de alerta que en ocasiones causa una percepción reducida de cansancio y hambre. En grandes dosis pueden ocasionar irregularidades en el ritmo del corazón, convulsiones y estado de coma llegando incluso a la muerte por falla respiratoria y/o cardíaca.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏