FALSO

 

 

Quienes fuman afectan a las personas que conviven a su alrededor: esposos, hijos o amigos. Por ejemplo, los hijos de padres fumadores pueden padecer más infecciones respiratorias, problemas del oído, crisis de asma frecuentes, así como predisposición a bronquitis y neumonías.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados