Entre los efectos del MDMA (3,4-metilendioximetanfetamina) o éxtasis se encuentra una hipersensibilidad que promueve el contacto cercano con otras personas. Su consumo, por lo general, ocurre en contextos de fiestas y abuso de alcohol; esto puede alentar prácticas sexuales arriesgadas, las mismas que son un factor de riesgo para contraer o transmitir VIH, otras enfermedades de trasmisión sexual, hepatitis, papiloma.

¿Droga de contacto o de riesgo?

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados