Premiar la recuperación no es recomendable. Cuando un padre, hermano o pareja promete premios para que su familiar con adicción acepte el internamiento, puede llegar a ser percibido por el paciente como si les estuviera haciendo el favor de rehabilitarse, cuando no es así.

El internamiento debe ser considerado como un regalo que la familia le hace al paciente, y del cual éste debe comprometerse. No es un favor, no es un “lo hago por ustedes”, sino un compromiso consigo mismo y con su bienestar.
Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados