Dios, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que sí puedo y sabiduría para reconocer la diferencia”. Es la oración que se utiliza en los grupos de autoayuda de Alcohólicos Anónimos y ayuda a los pacientes a reconocer que no tienen control sobre su consumo, pero sí sobre su recuperación.

 

Aunque no tengas un problema de adicción puede ser una excelente herramienta a utilizar.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados