Aunque la inteligencia sea un recurso importante en las personas, ésta no garantiza el desarrollo de la adicción.

Muchos seres humanos con gran coeficiente intelectual padecen dependencia a alguna droga, incluyendo el alcohol. La adicción es una enfermedad que va más allá de la inteligencia y de los conocimientos de las personas, como dicen no respeta sexo, edad, condición económica, preparación académica, etc. Todos estamos expuestos, pero también todos podemos desarrollar factores que nos protejan de padecer una adicción.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados